Tribunal de Ética sanciona a exdirector de la PNC por recibir dádivas


db85e3d0-58b6-4daa-963c-3a12524e3799

Un viaje a Brasil para conocer la planta de armas de fuego Taurus, una provisión de repuestos para pistolas, tres pistolas, dos subametralladoras, un lanzador de granadas y el marcado de cada una de las armas ofertadas con las letras y el logo de la PNC fueron los “valores agregados” que ofreció Scarlett Security Corp, S. A. de C. V. a la Policía Nacional Civil (PNC) para que otorgara un contrato de suministro de 1,426 pistolas de 9 milímetros marca Taurus.

El contrato entre la PNC y la empresa Scarlett Security Corp fue por $691,610 y se firmó en diciembre de 2013.

Este acuerdo le valió al exdirector de la PNC Rigoberto Pleités una sanción por el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG), por haber aceptado una dádiva para otorgar ese contrato, aunque no fuera dirigida a su persona sino a la institución y también porque se hizo caso omiso del experto en armas de la PNC, quien recomendaba comprar las 1,426 pistolas de marca Pietro Beretta que ofrecía la empresa Centrum, S. A. de C. V.

El TEG descubrió que del viaje a Brasil, en el que participaron los miembros de la PNC Jaime Leonel Granados Umaña, Bartolo Evaristo Padilla, Mario Adalberto Vásquez Ochoa, Tito Ignacio Sánchez y José Rosa Ramírez Muñoz, “no existe evidencia del beneficio institucional obtenido por la corporación policial a partir del viaje a la planta Taurus en Brasil”.

Centrum, según la resolución del TEG con fecha 19 de julio de 2016, ofrecía las pistolas marca Pietro Beretta. Según el informe del instructor, armero y nombrado como “experto en la materia” dentro de la Comisión Evaluadora de Ofertas de la PNC, Félix Argueta Henríquez, su recomendación a la comisión fue que se adquirieran las pistolas Pietro Beretta por ser la mejor opción por razones técnicas y no la Taurus, que consideró “inadecuada para el desarrollo del trabajo policial”.

El TEG también descubrió que el analista financiero de la Comisión Evaluadora de Ofertas de la PNC, Óscar Geovany Ardón Henríquez, también apoyó la recomendación del armero y experto en la materia de la PNC, pero en su área financiera, ya que consideró que la oferta de Centrum era la más adecuada para “proteger los intereses institucionales”.

Pero a Centrum, el exdirector de la PNC Rigoberto Pleités no le otorgó el contrato para las $1,426 pistolas 9 milímetros, pero sí firmó un contrato con esta empresa para el suministro de 500,000 unidades de munición para fusiles Galil calibre 5.56, por un monto de $235,000.

Junto a Centrum y Scarlett participó otra empresa: Corporación Los Cabos, S. A. de C. V.., que no presentó ningún “valor agregado” dentro de su oferta. Esta última empresa no obtuvo, tampoco, ningún contrato con la PNC.

En la resolución, el TEG hace constar que la defensa de Pleités argumentó que está dentro de la legalidad de los procesos de licitación que los ofertantes presenten “valores agregados” en caso de que les sean adjudicadas las licitaciones. Sin embargo, el TEG consideró que si bien este caso no se circunscribió a realizar un “examen de legalidad” sobre el proceso de licitación, sí se basó en el criterio de dar garantía de una “sana administración”.

El tribunal sancionó a Rigoberto Pleités con tres salarios mínimos, $727.20, por violar la Ley de Ética.

  • Visitas151

Previous Red de Pastores Torre Fuerte es allanada por vínculos con el Piwa
Next Anda gasta casi 24,000 dólares en viaje a China

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *